lunes, 27 de marzo de 2017

Alergias en los ojos

Las alergias de los ojos, llamadas conjuntivitis alérgicas, son una condición común que ocurre cuando los ojos reaccionan a algo que les irrita (alérgeno). Los ojos producen una sustancia llamada histamina para combatir el alérgeno. Como resultado, los párpados y la conjuntiva – la membrana delgada que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo (esclerótica) – se ponen rojizos e hinchados, y producen comezón, lagrimeo y ardor. A diferencia de la conjuntivitis bacteriana o viral, la conjuntivitis alérgica no se transmite de persona a persona.


Por lo general (aunque no siempre), las personas que sufren de alergias de los ojos también sufren de alergias nasales, las cuales son acompañadas de congestión nasal, comezón en la nariz y estornudos. Usualmente, es una condición temporal (aunque aguda), asociada con las alergias estacionales. Sin embargo, en otros casos, las alergias de los ojos pueden desarrollarse por exposición a irritantes ambientales, tales como caspa de mascotas, el polvo, el humo, los perfumes, o inclusive alimentos. Si la exposición es continua, las alergias pueden ser más severas, produciendo ardor y comezón significativa e incluso sensibilidad a la luz.

Los síntomas oculares más comunes de alergia son:

·         Enrojecimiento de los ojos, hinchazón o comezón
·         Ardor o lagrimeo de los ojos
·         Sensibilidad a la luz
·          
Si la alergia ocular es acompañada por una alergia nasal, usted puede experimentar otros síntomas tales como congestión nasal, comezón en la nariz y estornudos, al igual que dolor de cabeza, comezón o dolor de garganta, o tos.

Una alergia existe cuando el sistema inmunológico del cuerpo reacciona a algo que es normalmente inofensivo, llamado alérgeno. Cuando un alérgeno entra en contacto con el ojo, ciertas células del ojo (llamadas mastocitos o células cebadas) liberan histamina y otras sustancias para combatir el alérgeno. Esta reacción hace que sus ojos se tornen rojos, y que haya comezón y lagrimeo.

Muchas alergias oculares son una respuesta del cuerpo a los alérgenos presentes en el aire - en zonas interiores o abiertas - tales como el polvo, la caspa animal, el moho o el humo. Algunos de los alergenos en el aire más comunes son el polen de hierba, de ambrosia, y en general de los árboles, que contribuyen al desarrollo de alergias estacionales.


Las reacciones alérgicas a los perfumes, cosméticos o medicamentos también pueden causar que los ojos tengan una reacción alérgica. Algunas personas pueden ser alérgicas a los productos químicos preservantes presentes en gotas lubricantes. Estas personas deben usar gotas libres de químicos preservantes.

A veces, los ojos pueden reaccionar a otros alérgenos que no necesariamente entren en contacto directo con el ojo, presentes en algún tipo específico de alimentos o picaduras de insectos.

En algunos casos, las alergias de los ojos pueden ser heredadas de los padres. Se es más propenso a desarrollar alergias si ambos padres las tienen, en lugar de sólo uno.

Siempre será indispensable acudir al oftalmólogo para mantener una sana visión.


Información de… https://goo.gl/pHtvVY

No hay comentarios:

Publicar un comentario