lunes, 9 de diciembre de 2019

El diagnóstico de la Uveítis y su tratamiento


Con el objetivo de diagnosticar el tipo de uveítis y, en los casos en que sea posible, su causa, el doctor revisará su historial médico y le hará preguntas sobre sus antecedentes en cuanto a salud general y ocular, que puedan estar relacionados con la uveítis.

Posteriormente, en cada visita se le revisará la visión y la presión intraocular. Se examinará el ojo por medio de una lámpara de hendidura y se le dilatarán las pupilas mediante un colirio para facilitar el examen del fondo del ojo.


Puede que se requiera la realización de pruebas adicionales como una OCT (tomografía de coherencia óptica), una prueba de campo visual o una angiografía de retina, con el objetivo de evaluar posibles complicaciones provocadas por la inflamación, como pueden ser cataratas, glaucoma o edema retiniano.

Además, puede ser necesaria la realización de análisis de sangre y/o radiografías para ayudar a detectar la causa de la uveítis.

El tratamiento dependerá del tipo de uveítis y de la gravedad de la inflamación.

En caso de que se considere que la uveítis deriva de una infección, se añadirán antibióticos o fármacos antivirales a su tratamiento.

La mayoría de las uveítis anteriores se tratan con colirios de corticosteroides, que se administraran de forma bastante frecuente al inicio y se irán reduciendo a medida que se observe una mejoría

También se administran colirios midriáticos para aliviar el dolor y evitar sinéquias del iris al cristalino, ya que dificultaría el examen del fondo del ojo y ayuda a reducir el riesgo de elevación de la presión intraocular. Estas gotas causan borrosidad temporal de la visión y sensibilidad a la luz.

Cuando la inflamación afecte al humor vítreo, la coroides o la retina, puede ser necesario el uso de corticosteroides por vía oral, en comprimidos o inyecciones alrededor del ojo y/o dentro del globo ocular.

En el caso de que los corticosteroides no puedan controlar por sí solos la inflamación, o se produzcan efectos secundarios adversos se añadirán fármacos inmunosupresores.
Acude regularmente al oftalmólogo.
Información de https://bit.ly/2CMvTWx

martes, 3 de diciembre de 2019

Dacriocistitis

Es la inflamación causada habitualmente por una infección del saco lagrimal, debido a una obstrucción de la vía lagrimal.


¿Qué síntomas provoca?
Dolor, enrojecimiento y edema a nivel de la parte interna del párpado inferior (sobre el saco lagrimal), lagrimeo, secreción, fiebre ocasional o recurrente.

¿Cuáles son sus signos?
Edema doloroso y eritematoso localizado a nivel de la porción nasal del párpado inferior, que se extiende hacia la zona de la periórbita nasal. Cuando se hace presión sobre el saco lagrimal, puede haber salida de secreción mucoide o purulenta a través del punto lagrimal.

Otros signos pueden ser la formación de fístula (a menudo con punto de emergencia a nivel del tendón cantal medial) o un quiste en el saco lagrimal o mucocele, en especial en casos crónicos. Rara vez aparece como complicación una celulitis orbitaria o facial.

¿Cuáles son sus causas?
La más común es la obstrucción del conducto lacrimonasal, aunque también pueden producirla, con mucha menos frecuencia, otras condiciones como traumatismos faciales, cirugía nasal previa, tumoraciones.

Acude regularmente al Oftalmólogo.
Información de… https://cutt.ly/me0LxNa

jueves, 28 de noviembre de 2019

Diplopía o visión doble


Es una alteración de la visión que consiste en la percepción de dos imágenes de un mismo objeto. Puede ser horizontal, vertical o diagonal, dependiendo del lugar en el que aparece la imagen duplicada (al lado, encima, debajo o en diagonal al objeto).


Existen diversos tipos de estrabismo que pueden provocarla:
La parálisis de los nervios oculomotores
Estrabismos que aparecen tras una cirugía ocular
Traumatismos orbitarios
Enfermedades de la tiroides
Algunos estrabismos infantiles que perduran hasta la edad adulta
Estrabismo del paciente miope
Enfermedades neurológicas (como la miastenia gravis)
Estrabismo sensorial (se produce cuando uno de los dos ojos tiene muy baja visión)

Sus síntomas son:
En ocasiones, los pacientes con visión doble ladean la cabeza para tratar compensarla o para ver mejor, pudiendo llegar a presentar a la larga cervicalgias crónicas.

Generalmente, la diplopía se produce a causa de un estrabismo o trastorno de la motilidad ocular. En estos casos, la visión doble es binocular (desaparece cuando tapamos uno de los ojos del paciente) y puede ser:

Constante: el paciente ve doble todo el tiempo
Intermitente: se caracteriza por la visión doble de los objetos en momentos concretos
En ocasiones, la diplopía solo afecta a uno de los dos ojos (es monocular) y no desaparece tapándolo. Este tipo de visión doble suele estar relacionado con otras patologías que afectan a las estructuras del ojo, que impiden que los ojos fusionen las imágenes dando lugar a una visión doble

Acude regularmente al Oftalmólogo… información de… https://bit.ly/2WXOvw0

lunes, 25 de noviembre de 2019

Catarata infantil


Muchas personas creen que las cataratas solo afectan a personas mayores. Sin embargo, los niños también pueden sufrirlas. Tanto la catarata infantil como la que deriva del envejecimiento, consisten en una opacidad del lente natural o cristalino del ojo, lo que puede provocar visión borrosa e incluso ceguera.


En los adultos, normalmente las cataratas aparecen muchos años después del desarrollo correcto de la visión por lo que, tras eliminar la catarata, en muchos casos la persona puede recuperar una buena visión. Debido al hecho de que la visión en los niños aún está en desarrollo y de que este proceso no termina hasta los 8 o 10 años, en el caso de que una catarata infantil no se trate, puede provocar problemas de visión a largo plazo. Por ese motivo, la detección y el tratamiento temprano pueden prevenir una pérdida de visión permanente en niños con cataratas.

Tipos
Cataratas congénitas. Están presentes al nacer.
Cataratas adquiridas. Aparecen después de nacer.
Cataratas unilaterales. Afectan a un solo ojo.
Cataratas bilaterales. Afectan a los dos ojos, y pueden ser simétricas o asimétricas (una de las cataratas es más grave que la otra).

Causas principales
Pueden aparecer en distintas zonas del cristalino y pueden ir de pequeñas lesiones (manchitas) a grandes opacidades.

Pueden estar provocadas por predisposición genética, trastornos metabólicos, o traumatismos en el ojo que dañen el cristalino.
En ocasiones, aparecen de manera espontánea.

Con información de… https://cutt.ly/7eVzgHq

martes, 19 de noviembre de 2019

Síntomas y causas de la Uveítis


El término uveítis hace referencia a un conjunto de problemas inflamatorios que afectan la capa media del ojo, que se conoce como úvea.


¿Qué tipos existen?
Uveítis anterior o iritis. Es la forma más frecuente, y se da cuando la inflamación se origina en el iris o en el cuerpo ciliar.
Uveítis intermedia. Hace referencia a la inflamación que afecta principalmente al humor vítreo o sustancia gelatinosa que contiene el ojo. A veces también se la denomina vitritis o
parsplanitis.
Uveítis posterior. Es la inflamación que afecta las capas posteriores del ojo, como la coroides (coroiditis) o la retina (retinitis). También puede afectar a los vasos sanguíneos de la retina. Este trastorno recibe el nombre de vasculitis.
Panuveítis es el término que describe la presencia de inflamación tanto en la parte anterior como en la posterior del ojo.

¿Cuáles son sus síntomas?
Los síntomas dependerán principalmente del tipo de uveítis. No todos los signos y/o síntomas deben estar presentes a la vez.
Uveítis anterior. Suele presentar con enrojecimiento, dolor o sensibilidad a la luz e incluso visión borrosa.
Uveítis intermedia y posterior. Normalmente no presenta síntomas de dolor a no ser que se asocien con una uveítis anterior. En la mayoría de casos se aprecia la presencia de
“moscas volantes” (puntos negros, telarañas) y pérdida o distorsión de la visión.
Dichos síntomas pueden aparecer de manera repentina y durar solo unas semanas o pueden aparecer de forma gradual durante un periodo de varias semanas y durar incluso meses.
La mayoría de casos de uveítis anterior son agudos y se presentan de manera recurrente, alternándose con periodos de inactividad entre brotes.


Las causas son muy variadas.
Autoinmune. El sistema inmune es un sistema de defensa del organismo frente a patógenos extraños, como las bacterias o los virus. Cuando el sistema inmunitario falla, no distingue lo «propio» de lo «extraño» y ataca nuestro propio cuerpo, en este caso el ojo.
A menudo la inflamación se limita al ojo, pero puede estar asociada con otros trastornos médicos autoinmunes. Algunas personas tienen predisposición genética a desarrollar ciertas enfermedades autoinmunes, lo que a la vez se traduce en un mayor riesgo de desarrollo de uveítis. Dichas enfermedades incluyen la espondilitis anquilosante, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn o la psoriasis, entre muchas otras.
Infección. Menos frecuentemente la inflamación está asociada a una infección. Virus, bacterias, o parásitos pueden acceder al interior de la cavidad ocular y provocar una infección. Existen algunos virus de herpes que una vez resuelta la infección pueden persistir y en un momento determinado son capaces de reactivarse y producir un nuevo episodio inflamatorio.
Traumatismo. Cualquier traumatismo ocular, incluida la cirugía ocular, puede conducir al desarrollo de una inflamación.
En aproximadamente 2 tercios de los pacientes no es posible detectar ninguna causa específica del desarrollo de la uveítis y, aunque pueda tener un origen autoinmune, se la considera idiopática o «sin causa conocida».

Acude regularmente al oftalmólogo.
Información de https://bit.ly/2CMvTWx

jueves, 14 de noviembre de 2019

Cómo afecta el maquillaje a nuestros ojos

En el caso de los ojos, el maquillaje puede ocasionar molestias e irritaciones sobre todo en los ojos más sensibles. Y esto puede verse agravado si además sueles llevar lentes de contacto, ya que el ojo tiende a estar más seco y las molestias se ven incrementadas.


También hay que tener en cuenta que la zona del ojo y su contorno, es una zona muy frágil, y que necesita cuidados especiales y específicos para que no se vea afectada en gran medida.

¿Qué podemos hacer, por tanto, para evitarlo?
Si no quieres renunciar a salir a la calle sin los básicos imprescindibles para potenciar tu mirada, como son, la máscara de pestañas, la sombra de ojos o el lápiz delineador, busca maquillajes que sean hipoalergénicos y tengan alta tolerancia. Además, si están testados oftalmológicamente te asegurarán que no tendrás problemas de irritaciones ni de molestias tras su uso.


Algunas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de maquillar tus ojos son:
  • Los productos hipoalergénicos y de alta tolerancia te darán la seguridad de que dicho cosmético no te producirá alergia ni irritación durante su uso.
  • Ojo a la fecha de caducidad. El ojo es una parte muy delicada y debemos asegurarnos de que lo que apliquemos cerca de él esté en buenas condiciones.
  • Si utilizas brochas o pinceles para aplicar sombras y eyeliners, debes cuidar muy bien su limpieza para que no se produzca crecimiento de bacterias en ellos. Pueden ser unos utensilios altamente contaminantes y tener consecuencias fatales para nuestros ojos.
  • Los productos resistentes al agua son siempre más agresivos, en cuanto a salud ocular se refiere, por el hecho de que se fijan en mayor medida para aumentar la duración.  No abuses de ellos si tienes los ojos sensibles.
  • Debemos tener especial cuidado con la aplicación de cosméticos en el interior del ojo. Dibujar la línea de agua en el párpado inferior, puede aumentar el enrojecimiento y las molestias en tus ojos.
  • Por último, desmaquíllate siempre con productos adecuados y sin frotar, ya que tus pestañas pueden verse resentidas. Empapa un algodón con desmaquillante de ojos y presiónalo sobre ellos. Después, desliza hacia abajo suavemente, retirando el maquillaje. Puedes realizar este gesto varias veces, pero nunca frotando. 


Con información de… https://bit.ly/2m5HR8y

miércoles, 6 de noviembre de 2019

¿Qué es la vista nublada?


La vista nublada o borrosa es la pérdida de la agudeza visual, produciendo una visión desenfocada e incluso opaca, lo que puede afectar a uno o los dos ojos.
En este sentido, produce que se oscurezcan los objetos apareciendo un “blanquecino”, que casi siempre es consecuencia de una catarata.
Ambos problemas pueden tener la categoría de graves, por lo que si tú también has dicho alguna vez: “veo borroso”.


Las causas más comunes de la visión nublada o borrosa son la presbicia y los errores de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo). No obstante, también puede ser debido a problemas más graves como enfermedades oculares o trastornos neurológicos.

Visión borrosa de repente
De diversa índole, pueden ser desde un efecto sin importancia producido por el mareo de haberse levantado rápido, una bajada de tensión (hipotensión ortostática), o el haber dormido en una posición inadecuada, comprimiendo el nervio óptico.
En estas situaciones, la visión nublada dura unos minutos. No hay que perder de vista otro tipo de situaciones que pueden ser importantes y tratar urgentemente, por lo que se recomienda visitar al oftalmólogo.


Causas de la visión nublada
Existen diferentes patologías que pueden causar vista nublada o borrosa:
1. Miopía
Es el error refractivo más común y provoca que los objetos situados a distancias lejanas se vean borrosos.
2. Hipermetropía
En este caso la vista nublada es para los objetos cercanos, produciendo fatiga ocular o cansancio.
3. Astigmatismo
La visión borrosa producida por este error refractivo se puede percibir a todas las distancias y es debido a una córnea con fisonomía irregular.
4. Presbicia
Afecta a la población mayor de 40 años y cuenta con síntomas como problemas de visión de cerca, fatiga ocular al leer. Se trata de una disminución de la capacidad del enfoque debido al endurecimiento del cristalino.
Los tratamientos que se aplican en este caso son el uso de lentes progresivas y gafas de lectura. Además, existe la opción de cirugía, que es prácticamente indolora y rápida. Puede pedir cita con un oftalmólogo especialista en el siguiente enlace.
5. Ojo seco crónico
Este síndrome, que suele aparecer a la mediana edad, puede producir también una visión borrosa.
6. Embarazo
La visión borrosa es habitual en los meses de embarazo y, a veces, está acompañada por visión doble (diplopía). Viene producidos por los cambios hormonales que sufren las embarazadas, viéndose afectados la forma y el espesor de la córnea.
Aunque no siempre es el caso, podría ser un indicador de diabetes gestacional o presión arterial alta durante el embarazo, por lo que se recomienda visitar al oftalmólogo en estos casos.
7. Migrañas oculares o dolor de cabeza de tipo migraña
Durante las migrañas son habituales los destellos de luz y visión nublada, síntomas totalmente normales de estos procesos.
8. Visión borrosa después de una cirugía con la técnica LASIK
Una intervención quirúrgica para cualquier error refractivo puede producir esta sensación pasajera en la visión, que al cabo de unas semanas irá desapareciendo, sin tener ningún tipo de importancia.
9. Medicamentos
Las gotas para los ojos, sobre todo las que contienen conservantes pueden causar irritaciones y visión borrosa. Para contrarrestar este efecto se aconsejan las lágrimas artificiales.
10. Uso excesivo de los lentes de contacto
El uso continuado de lentes de contacto durante más tiempo del recetado por un doctor puede provocar que la lente acumule residuos y proteínas del ojo, causando visión nublada y aumentando el riesgo de infección.

Lo más acertado ante la duda es visitar a un oftalmólogo que haga un examen ocular completo para poder ofrecerle el tratamiento más adecuado para cada caso.

Dada la sensibilidad de este órgano, los ojos captan todas las señales que emitimos, desde el estrés, la ansiedad descontrolada, el nerviosismo, o la falta de sueño, que pueden provocarnos estos síntomas.
Para ello, hay que potenciar la buena gestión de las emociones para evitar estos trastornos.

Con información de… https://bit.ly/33X5bpR