jueves, 15 de agosto de 2019

¿Qué es la agudeza visual?


Literalmente, es la nitidez de la visión. La agudeza visual se mide por la capacidad para identificar letras o números en una tabla optométrica estandarizada desde una distancia de visualización específica.

La agudeza visual es una medida estática y significa que la persona no se mueve durante la prueba, y que las letras o números que está viendo también están inmóviles.

Además, la agudeza visual se prueba bajo condiciones de alto contraste: las letras o los números que aparecen en la tabla optométrica son negros y el fondo es blanco.


Aunque la prueba de la agudeza visual es muy útil para determinar la relativa claridad de la vista en condiciones estandarizadas, no es un diagnóstico de la calidad de la visión en todas las situaciones. Por ejemplo, no puede diagnosticar qué tan bien puede ver la persona si:

Los objetos son similares en brillo al fondo detrás de ellos.
Hay objetos coloreados.
Hay objetos en movimiento.

Hay tres grandes factores físicos y neurológicos que determinan la agudeza visual:

La precisión con que la córnea y el cristalino del ojo enfocan la luz sobre la retina.
La sensibilidad de los nervios de la retina y de los centros de la visión en el cerebro.
La capacidad del cerebro para interpretar la información recibida de los ojos.
Únicamente la luz que es enfocada en una muy pequeña y altamente sensible porción central de la retina (llamada mácula) influye en las mediciones de la agudeza visual obtenida durante el examen de la vista.

La agudeza visual suele cuantificarse con fracciones de Snellen

Información de… https://bit.ly/2GP0fua

jueves, 8 de agosto de 2019

Hábitos que perjudican la salud de tus Ojos


Muchos de los problemas visuales tienen un importante componente genético pero las malas costumbres y hábitos dañan la vista e incluso pueden provocar un envejecimiento prematuro de los ojos.

Para cuidar la salud de nuestros ojos es importante seguir hábitos de vida saludables como llevar una alimentación equilibrada, no fumar, beber con moderación y hacer ejercicio con regularidad. Estas rutinas ayudan a prevenir patologías que pueden provocar enfermedades oculares.

Además, es importante no descuidar las revisiones periódicas, ya que permiten detectar y tratar lo antes posible cualquier alteración visual.


Malos hábitos que afectan a nuestra visión:
-       Tabaco: Aunque la mayoría de la población lo ignore, el tabaco puede afectar a la visión y es que varios estudios lo han asociado con enfermedades oculares como las cataratas, el glaucoma o la retinopatía diabética. Afecta al ojo externamente debido a la acción directa que ejercen las substancias tóxicas del humo. Además es uno de los factores ambientales que se ha relacionado con la Degeneración Macular Asociada a la Edad.

-       Alcohol: Un consumo excesivo puede causar daños importantes en la visión. Investigaciones recientes señalan que la retina es capaz de metabolizar el alcohol. Puede afectar al epitelio pigmentario de la retina y a los fotoreceptores, y por lo tanto, a la capacidad visual. Si juntamos el consumo de tabaco y el alcohol, puede aparecer una afección del nervio óptica y la aparición de un cuadro conocido como neuropatía alcohólico tabáquica, que puede llevar a la ceguera.

-       Mala alimentación: Comer de manera desequilibrada, ingerir alimentos altos en grasas, tomar exceso de azúcar o cocinar con mucha sal, puede provocar problemas serios de salud como la hipercolesterolemia, hipertensión o diabetes. Aunque una parte de estos trastornos tiene un componente genético, una buena alimentación puede ayudar a controlarlos y evitar que aparezcan. Estos problemas tienen una gran incidencia en nuestra salud visual y sobretodo, pueden afectar a la retina.

-       El colesterol obstruye las arterias. Puede causar enfermedades cardiovasculares y acumularse en los vasos sanguínios de los ojos provocando una disminución de la oxigenación de los tejidos oculares.

-       La hipertensión es uno de los factores de riesgo que más se ha relacionado con la aparición de trombosis venosas retinianas.

-       La diabetes es otro de los factores que más perjudican la retina ya que el exceso de azúcar multiplica por 10 el riesgo de ceguera, por eso, es tan importante que la gente que sufre esta enfermedad lleve un buen control glucémico y que se haga revisiones del fondo del ojo periódicas.

Información de… https://bit.ly/2KbxuIG

martes, 6 de agosto de 2019

Secreción en los ojos (Lagañas)


La secreción de los ojos, o lagañas, es una combinación de mucosidad, aceite, células de la piel y otros desechos que se acumulan en el ángulo interno del ojo mientras dormimos. Puede ser húmeda y pegajosa o seca y costrosa, según la cantidad de líquido contenido en la secreción que se haya evaporado.

Otros términos comunes para describir la secreción de ojos son pitaña, pitarra, legaña. Algunas veces llamada mucosidad, la secreción de los ojos tiene una función de protección, ya que extrae los productos de desecho y sedimentos potencialmente dañinos, que provienen de la película lacrimal y la superficie anterior de sus ojos.


Sus ojos producen mucosidad a lo largo del día, pero una delgada película de lágrimas lava continuamente los ojos cuando parpadea, enjuagando las legañas antes de que se endurezcan en sus ojos.

Al dormir —sin parpadear— la secreción recoge estos elementos y los endurece en los ángulos de sus ojos y algunas veces a lo largo de la línea de las pestañas, de ahí la expresión en inglés "sleep in your eyes" (sueño en sus ojos).

Algunas lagañas al despertarse son normales, pero una secreción excesiva de los ojos, en especial si es de color verde o amarillo y está acompañada de visión borrosa, sensibilidad a la luz o dolor ocular, puede indicar una infección ocular grave o una enfermedad ocular, y debe ser inmediatamente examinada por un Oftalmólogo.

Por lo general, las lagañas no constituyen causa de alarma, pero notas una diferencia en la consistencia, color y cantidad de suciedad en el ojo, podría indicar una infección o una enfermedad ocular.

Información de… https://bit.ly/2GnrdZr

jueves, 25 de julio de 2019

¿Cuál es la causa de la miopía en los niños?

Si ambos padres tienen problemas de la vista, existe un riesgo más alto de que sus hijos también lo sean. Sin embargo, no es posible predecir quién heredará la condición.

Algunos investigadores piensan que la fatiga por enfocar, proveniente de lectura excesiva o de sujetar un libro demasiado cerca de los ojos durante períodos extensos de tiempo pueden aumentar el riesgo de miopía en los niños, aunque nadie lo sabe con certeza.


Aunque la causa (o causas) de la miopía continúan siendo un misterio, recientemente los investigadores han descubierto algo sobre la progresión de la miopía que es muy interesante: ¡es posible que los lentes y de contacto indicados durante años para corregir la miopía en realidad aumenten el riesgo de empeorarla!

Muchos de estos investigadores están estudiando nuevos diseños de lentes para ver si pueden desarrollar lentes de contacto o gafas que puedan controlar la miopía y detener o retrasar su progresión en los niños. 

Teniendo en cuenta lo que señalan los expertos, es una gran idea alentar a sus hijos a pasar más tiempo fuera (y dejar el teléfono celular y otros dispositivos electrónicos en casa o en los bolsillos).

Lo más importante es acudir regularmente al Oftalmólogo… 

Información de… https://bit.ly/2YeFvWx

martes, 23 de julio de 2019

Beneficios de la cirugía láser


Los problemas en los ojos pueden tener un efecto bastante profundo en la vida de una persona. Afectan al rendimiento y la propia imagen. La introducción de las cirugías de corrección de la graduación, en particular, la cirugía láser lasik, ha hecho más fácil para muchas personas el lograr una mejor visión y con ello, la mejora de su calidad de vida.



Algunos beneficios son:
1. Mejora de la Visión
La cirugía láser ataca directamente la raíz del problema para muchas personas, cambia la forma de la córnea en el ojo del paciente para corregir permanentemente la graduación. El procedimiento a menudo ayuda  a los pacientes a ver mejor que antes sin gafas o lentes de contacto y eliminar el uso de estas.

2. Conveniencia
Mejora la visión inmediatamente, eliminando la necesidad de cualquier elemento accesorio como una ayuda para la visión.

3. Ahorro
El costo inicial del procedimiento hoy en día no es ni siquiera alto y representa un ahorro a largo plazo. Eliminando el gasto de comprar lentes de cualquier tipo.

4. Mejora de la confianza y autoestima
Muchas de las personas que usan durante su día a día lentes no están contentas con su apariencia. Además se tornan una necesidad y a pesar de que existen a la moda, si se tiene la necesidad de que estén graduadas, su precio es demasiado elevado para tener varios modelos.

5. Advertencias
A pesar de que los beneficios, es importante consultar en la clínica oftalmológica sobre todo lo que conlleva el procedimiento de la cirugía.

Con información de… https://bit.ly/2NTivIJ

lunes, 15 de julio de 2019

Lo que debes saber de las Cataratas


Una catarata ocurre cuando el cristalino se nubla, afectando la visión. La mayoría de las cataratas están relacionadas con el envejecimiento. Son muy comunes en las personas mayores. Cuando llegan a los 80 años de edad, más de la mitad de las personas tienen una catarata o han tenido una operación de cataratas. Puede ocurrir en uno o en ambos ojos. No se transmite de un ojo al otro.


El riesgo aumenta al envejecer. Otros factores de riesgo son:

Ciertas enfermedades (por ejemplo, la diabetes).
Comportamientos individuales (uso de tabaco o alcohol).
El medio ambiente (exposición prolongada a los rayos ultravioletas del sol).

Se pueden mejorar los síntomas en su etapa inicial con nuevos anteojos, mejor luz, gafas anti-reflectoras para el sol, o lentes de aumento. Si estas medidas no le ayudan, la cirugía es el único tratamiento eficaz. La cirugía consiste en remover el cristalino opaco y reemplazarlo con un lente artificial.

La catarata solamente se debe remover cuando la pérdida en la visión interfiere con sus actividades diarias, como manejar, leer o ver televisión. Una vez que entiendes los beneficios y los riesgos de la cirugía, puedes hacer una decisión informada sobre si la cirugía para las cataratas es apropiada para ti. En la mayoría de los casos, demorar la operación no hace daño a los ojos a largo plazo, ni hará que la cirugía sea más difícil. No es necesario que apure la cirugía.

A veces es necesario remover la catarata aun cuando no le causa problemas a su visión. Por ejemplo, una catarata se debe remover cuando impide examinar o tratar otro problema de los ojos, tal como la degeneración macular relacionada con la edad o la retinopatía diabética.

Si requieres cirugía para las cataratas en ambos ojos, la cirugía se realizará en cada ojo individualmente, generalmente con cuatro a ocho semanas de diferencia.

Después de la cirugía puedes volver rápidamente a muchas de sus actividades diarias, pero es posible que veas borroso. El ojo que se está recuperando necesita tiempo para adaptarse a enfocar correctamente con el otro ojo, especialmente si el otro ojo tiene una catarata. Pregúntale al oftalmólogo cuándo podrás volver a conducir.

Información de… https://bit.ly/1RDWw2o

viernes, 12 de julio de 2019

Lesiones oculares (1a parte)


Algunas lesiones oculares, como las heridas punzantes profundas por accidentes, pueden necesitar de tratamiento o cirugía inmediatamente para evitar un daño permanente en el ojo que tenga como consecuencia la pérdida de la visión.

Los rasguños leves en la superficie, por otro lado, pueden necesitar tan solo un control simple después de una consulta inicial con el profesional de la salud visual para asegurarse de que no sucedan complicaciones tales como infecciones oculares.
Algunos de los trastornos relacionados con las lesiones y los traumatismos oculares son:

* Rasguños en el ojo (abrasión corneal)
Las causas comunes son: sufrir un golpe o pinchazo en el ojo, o frotarse el ojo cuando hay un cuerpo extraño presente, como polvo o arena. Las abrasiones son muy incómodas y causan enrojecimiento ocular y una fuerte sensibilidad a la luz.

Si usted se dio cuenta de que algo rasguñó su ojo, es muy importante que vaya al médico o a un centro de atención de urgencia o emergencia para tratarse la lesión ocular.

Los rasguños también pueden hacer que el ojo se torne susceptible a contraer infecciones de bacterias o de hongos. Algunos tipos de bacterias y hongos pueden ingresar al ojo a través de un rasguño y ocasionar graves daños en tan solo 24 horas. Incluso pueden tener como consecuencia la ceguera. Esto es especialmente cierto si lo que rasguñó el ojo está sucio o contaminado.

Recuerde también que las infecciones por lesiones oculares tales como rasguños pueden originarse por fuentes inesperadas como las uñas de un bebé o las ramas de un árbol.

Si algo le ha rasguñado un ojo, no se lo frote. Y tampoco se cubra el ojo. Las bacterias proliferan en lugares cálidos y oscuros, y un parche podría crear el entorno ideal. Simplemente mantenga el ojo cerrado o protejalo con un cono de papel o una protección ocular, adheridos sin apretar con cinta adhesiva. Acuda al oftalmólogo lo antes posible para controlar este tipo de lesión ocular.

Objetos penetrantes o extraños dentro del ojo
Si un objeto extraño tal como algo de metal o un anzuelo de pesca penetra en el ojo, diríjase a un centro de atención de urgencia o emergencia inmediatamente. Puede ocasionar aún más daño al ojo si intenta extraer el objeto usted mismo o si se lo frota.

De lo posible, trate de colocar un cono de papel o una protección ocular adheridos con cinta adhesiva, sin apretar.
Asimismo, su ojo puede tener cuerpos extraños corneales que son fragmentos pequeños y filosos de una sustancia (usualmente, metal) que se han insertado en la superficie del ojo (córnea), pero que no han penetrado en el interior del ojo.


Los cuerpos extraños de metal pueden formar un anillo de herrumbre y una cicatriz significativa rápidamente. El profesional de la salud visual que lo atiende deberá extraer estos cuerpos extraños lo antes posible.

Sustancia extraña cáustica en el ojo (quemadura química)
Recibir salpicaduras o una pulverización en el ojo de sustancias, que no sean agua pura e inocua, puede ser atemorizante. Algunas sustancias arden o queman pero a la larga son relativamente inocuas, mientras que otras pueden causar lesiones graves. La conformación básica del producto químico involucrado puede constituir una gran diferencia, tal como:

Ácido. Como regla general, los ácidos pueden causar un enrojecimiento considerable y ardor pero pueden quitarse con lavados con bastante facilidad.

Alcalinas. Las sustancias o químicos que son básicos (alcalinos) son mucho más graves pero es posible que no lo parezca porque no causan tanto dolor ocular inmediato o enrojecimiento como los ácidos. Algunos ejemplos de sustancias alcalinas son los limpiadores de hornos, limpiadores de las tazas de inodoros e incluso el polvo de la tiza.

Las exposiciones o quemaduras químicas habitualmente son ocasionadas por salpicaduras de un líquido hacia adentro del ojo. Pero también pueden ser causadas de otras formas, como frotarse los ojos y transferir un químico de sus manos a sus ojos o que gotas de aerosoles para el cabello o de otro tipo penetren en los ojos.

Si se salpicó el ojo, ponga la cabeza debajo de un flujo continuo de agua del grifo levemente tibia durante aproximadamente 15 minutos. Déjela correr hacia dentro del ojo y por su cara.

Luego llame al profesional de la salud visual o a un centro de atención de emergencia o urgencia para saber lo que se recomienda para la lesión ocular. Explique a la persona que lo atienda por teléfono qué tipo de sustancia penetró en su ojo y qué medidas tomó hasta el momento.

Si usted sabe que el ojo corre riesgo porque está extraordinariamente rojo o ve borroso, concurra inmediatamente a un profesional de la salud visual o a un centro de atención de emergencia o urgencia después de enjuagárselo con agua. Puede colocar una compresa fresca y húmeda o una bolsa de hielo sobre el ojo, pero no lo frote.

Según la sustancia, los efectos de las exposiciones químicas que ocasionan heridas oculares pueden variar desde una irritación leve y enrojecimiento de los ojos hasta daños graves, e incluso ceguera.


Continuará