jueves, 23 de enero de 2020

Protege tus ojos


Hay muchas cosas que puedes hacer para proteger tu visión. Descubre más sobre la tecnología protectora de las lentes y los beneficios de las visitas regulares a tu óptico.

Algunos deportes y actividades de exterior pueden aumentar el riesgo de sufrir lesiones en los ojos.

Además de proteger tus ojos, las gafas te ayudan a ver mejor reduciendo, por ejemplo, los deslumbramientos del sol cuando esquías o conduces.

Los lentes polarizados son muy útiles para golfistas, pescadores y jugadores de tenis. También son recomendables para los nadadores.


Aproximadamente la mitad de las lesiones oculares son consecuencia de tareas diarias como cocinar, limpiar o hacer labores de jardinería.

Es recomendable usar gafas de seguridad para proteger los ojos de esquirlas y astillas cuando se llevan a cabo tareas de bricolaje, cuando se usan herramientas eléctricas y cortadoras de césped. También es importante proteger los ojos cuando se realizan actividades deportivas y cuando se van a exponer a los rayos solares.

Algunos deportes y actividades de exterior pueden aumentar el riesgo de sufrir lesiones en los ojos.

Además de proteger tus ojos, las gafas te ayudan a ver mejor reduciendo, por ejemplo, los deslumbramientos del sol cuando esquías o conduces.

Las gafas polarizadas son muy útiles para golfistas, pescadores y jugadores de tenis. También son recomendables para los nadadores.

Con información de… https://bit.ly/2FIzJS2

martes, 21 de enero de 2020

Medidas para evitar que el frío afecte a los ojos


En ocasiones como esta temporada, las lágrimas y los párpados no son defensas suficientes para cuidar completamente de los ojos, y hay que tomar medidas y protecciones extra.

Para prevenir o atenuar los síntomas de los ojos secos, una de las recomendaciones habituales es la de utilizar lágrimas artificiales. Éstas se pueden aplicar varias veces al día y ayudan a lubricar los ojos en esos momentos en los que sufren más sequedad.

En el caso de tener que permanecer durante tiempos prolongados en lugares con un ambiente seco o con la calefacción alta, también es posible contar con la ayuda de un humificador, que permitirá aumentar la cantidad de humedad y purificar el aire.


Y, por supuesto, una alimentación sana también puede ayudar a proteger los ojos ante la sequedad. El consumo de frutas, verduras y alimentos ricos en omega 3 es lo más adecuado en este sentido.

Aunque se note picor en los ojos, hay que evitar rascarse o frotarse, ya que es posible que cualquier partícula que pueda entrar en el ojo produzca alguna herida, al encontrarse éste más seco de lo habitual.

Las gafas son una herramienta excepcional para añadir una protección extra a los ojos en invierno. Con las gafas, se puede evitar la exposición directa de los ojos ante el frío y el viento, y también se impide la entrada de pequeñas partículas de arena o polvo.

Y, para los amantes de la montaña y del deporte, resultarán imprescindibles unas gafas de sol con lentes de categoría 3 o 4, que son las que garantizan una protección adecuada en estos entornos.

Con información de… https://bit.ly/37cVSnc

lunes, 13 de enero de 2020

Fatiga visual digital


El Síndrome Visual Informático (SVI) es un término bajo el cual se agrupan diferentes problemas oculares y de la visión causados por mirar a las pantallas de diferentes dispositivos electrónicos durante largos periodos de tiempo.


Mirar a las pantallas de los dispositivos electrónicos durante largos periodos de tiempo puede ocasionar una serie de molestias oculares o visuales.


Como cada vez hay más personas que miran pantallas durante mucho rato, el SVI, es un problema visual en aumento.

Entre el 50 y el 80% de las personas que viven en naciones desarrolladas sufren este problema a diario. Los síntomas más comunes son:

Estrés ocular
Fatiga visual
Pérdida de foco
Visión borrosa o doble
Dolores de cabeza, cuello u hombros
Ojo seco

Uso prolongado de pantallas: al mirar fijamente una pantalla, los ojos tienen que trabajar más al cambiar constantemente de dirección y de enfoque. Además, el número de parpadeos se reduce a la mitad o menos y se entrecierran los ojos con frecuencia, lo que favorece la aparición del ojo seco.


Los juegos de ordenador favorecen la aparición de la fatiga visual, ya que el ojo está obligado a saltar frecuentemente entre diferentes puntos de foco.

Un entorno mal iluminado, los reflejos en la pantalla y una mala postura al estar sentado, también aumentan las probabilidades de tener SVI.

Los errores refractivos (hipermetropía, miopía, astigmatismo y presbicia), no corregidos, hacen que se entrecierren los ojos y se fuerce la vista al usar dispositivos digitales, aumentando las posibilidades de padecer SVI.

Es importante que apliquéis la regla del 20, 20, 20: cada 20 minutos, apartar la visión de la pantalla durante 20 segundos y mirar objetos situados a 20 pies (unos 6 metros).

Seguir esta regla ayuda a prevenir la fatiga ocular y la miopía.

Revisa regularmente tus ojos…

Información de… https://bit.ly/30e6Qqc

jueves, 9 de enero de 2020

Celulitis orbitaria


Es una infección de los tejidos de la órbita posteriores al tabique orbitario y puede afectar al párpado, las mejillas y cejas. Esta infección puede estar provocada por traumatismos locales (picadura de insectos o lesiones oculares penetrantes) o propagación de infecciones faciales contiguas.

Esta infección puede llegar a ser grave, causando incluso la ceguera del paciente, por lo cual, es muy importante conocer los síntomas y tratarla adecuadamente.

Así mismo, es importante diferenciar la celulitis orbitaria de la celulitis periorbitaria o preseptal, que se produce delante del tabique orbitario y no en él.


Causas de la celulitis orbitaria
La celulitis orbitaria se produce por la aparición de focos adyacentes de infección fulminante que pueden ser causados por:

Una infección en los senos paranasales (p.ej. en caso de sinusitis).
Un traumatismo ocular penetrante.
La mordedura de un animal o picadura de insecto.
Una infección bucal y/o dental.
Una infección dermatológica en el rostro.
Cirugía ocular o facial reciente.
Una infección del conducto lagrimal.
Síntomas de la celulitis orbitaria
Los factores a tener en cuenta para la detección de esta patología son:

Enrojecimiento e hinchazón en los párpados (eritema y edema) junto con alguno de los siguientes síntomas:

Desplazamiento anterior del globo ocular (proptosis).
Visión doble (diplopía).
Disminución de la motilidad ocular.
Presencia de fiebre.
Pérdida de visión. (Poco frecuente)
Dolor ocular.
Signos de infección primaria (secreción nasal y sinusitis).

Con información de… https://bit.ly/2ZQfFqe

martes, 7 de enero de 2020

¿Cómo afecta el frío a tus ojos?


Los ojos son unos órganos muy sensibles y, además, están muy expuestos a la intemperie y los agentes externos. Por este motivo, cuentan con su propio mecanismo de protección, que son los párpados y las lágrimas.
En estos meses de invierno, además del viento y las partículas que pueden dañar a nuestros órganos visuales, hay que protegerlos del frío, porque éste también puede afectar a los ojos.


Una de las afecciones visuales más comunes en invierno es la del ojo seco. No es una patología muy grave, pero sí que puede resultar molesta, y el uso abusivo de calefacciones y bombas de calor puede influir negativamente.

Además del ojo seco, también hay que tener en cuenta que, durante el invierno, los rayos solares pueden incidir de un modo más intenso, ya que el sol está más bajo, algo todavía más peligroso si cabe en el supuesto de que practiquemos deportes de montaña.

Si tus ojos se irritan en esta temporada, no dudes en acudir al oftalmólogo…

Información de… https://bit.ly/37cVSnc

viernes, 27 de diciembre de 2019

Conjuntivitis alérgica


Es una inflamación de la conjuntiva provocada por una reacción a algún alérgeno.
Los síntomas varían entre las personas y según las zonas geográficas. Puede ser estacional o perenne.

Puede provocar picor o escozor, inflamación, secreciones de tipo acuoso, ojos llorosos y enrojecimiento ocular.

Se puede reducir sus efectos evitando lo máximo posible la exposición al alérgeno y pueden aplicarse gotas lubricantes y, en algunos casos, administrarse antihistamínicos.

Un paciente con conjuntivitis alérgica puede presentar varios síntomas. Puede aparecer de forma estacional asociada a épocas en las que aumentan los alérgenos que la causan o puede ser también perenne (durante todo el año). Suele afectar a ambos ojos a la vez, y algunos de los síntomas pueden ser:

Picor o escozor en los ojos
Hinchazón de los párpados, especialmente por la mañana
Ojos llorosos y lagrimeo
Visión borrosa temporal
Secreciones de tipo acuoso o viscoso
Enrojecimiento ocular
Dilatación de los vasos sanguíneos de la conjuntiva

No olvides acudir al Oftalmólogo…

Información de… https://bit.ly/374K1rv                                   Continuará…

lunes, 23 de diciembre de 2019

Temblores en los párpados: mioquimia y blefaroespasmo


Los temblores en los párpados son muy comunes y habituales entre la población. Cuando alguien dice “me tiembla el ojo”, lo que ocurre en realidad es una especie de fasciculación, palpitación o espasmo en el párpado, conocido técnicamente como mioquimia orbicular que puede o no apreciarse a  simple vista.


Suele aparecer repentinamente y lo más frecuente es que persista sólo durante un breve periodo de tiempo (segundos o minutos) y desaparezca sin ningún tipo de molestia mayor. Estas fasciculaciones pueden repetirse. Se trata de un temblor provocado por contracciones benignas e involuntarias en el músculo orbicular que es el encargado de cerrar los párpados.

La mioquimia orbicular suele ocurrir únicamente en uno de los párpados y, con mayor frecuencia, en el de abajo. En general, este tipo de temblor no llega a cerrar completamente el ojo (es solo un “temblor”) y no suele persistir durante mucho tiempo.

En el caso de alguna de estas situaciones se dieran, podría tratarse de algún desorden muscular o neurológico más grave, como el blefaroespasmo o el espasmo hemifacial por lo que habría que consultar con el oftalmólogo.

En el caso de que se trate de un temblor común y benigno (mioquimia), puede tener relación con el estrés, la ansiedad, el consumo de bebidas estimulantes, el tabaco, etc. También puede tener relación con la sequedad e irritación ocular, y con la falta de sueño y descanso.

En cualquiera de estos casos, los movimientos palpebrales no revestirían gravedad ninguna y no sería necesario acudir al oftalmólogo, sino que habría suficiente con esperar a que desaparezcan solos o seguir una serie de consejos que ayuden a hacerlos desaparecer. Sólo en caso de no desaparecer y persistir en el tiempo recomendamos visitar al oftalmólogo especialista en párpados.

En el caso de otras afecciones más graves, como el blefaroespasmo o el espasmo hemifacial, ya no se trata de pequeños temblores si no de espasmos más enérgicos y deben ser estudiados por un especialista en neuroftalmología que descartará si existen o no enfermedades asociadas y valorará la derivación para su tratamiento a los especialistas en oculoplástica (especialistas de los párpados). Los siguientes síntomas requieren revisión oftalmológica, puesto que combinados con otros pueden indicar la presencia de una enfermedad:


Los espasmos provocan el cierre completo de los párpados
Existe dificultad para mantener los ojos abiertos durante el día
Experimenta temblores en otras zonas de la cara a parte de la zona ocular
Los espasmos se dan en ambos ojos al mismo tiempo
Tiene antecedentes en su familia de enfermedades relacionadas con estos síntomas

En el caso de la mioquimia orbicular, las contracciones involuntarias suelen desaparecer por sí solas. Sin embargo, se pueden seguir una serie de trucos caseros para paliar sus efectos. En general disminuir el nivel de estrés y ansiedad ayudará a que desaparezcan y que no se repitan. Hay otros tratamientos que pueden facilitar su desaparición como  aplicar gotas humectantes para mantener los ojos hidratados o utilizar gafas de sol o aplicar contrastes de frío y calor en intervalos de 10 segundos para mejorar la circulación del párpado. En el siguiente artículo describimos los principales remedios para la mioquimia orbicular o temblores en los párpados.

Por otro lado, en el caso de los blefaroespasmos y espasmos hemifaciales diagnosticados por neuroftalmólogos o oculoplásticos, el tratamiento de elección son las inyecciones de toxina botulínica para relajar temporalmente la musculatura de los párpados y evitar que se contraiga.

No dejes de acudir regularmente al oftalmólogo.

Con información de… https://cutt.ly/Le6aOXt