martes, 7 de febrero de 2017

Lagrimal bloqueado

El lagrimal se puede bloquear parcial o completamente desde la superficie del ojo hasta la nariz, esto puede provocar acumulación de lágrimas aunque no se este llorando.



En los niños, es posible que este conducto no esté completamente desarrollado al nacer. Puede estar cerrado o cubierto por una delgada película, lo que causa un bloqueo parcial.

En los adultos, el conducto puede resultar dañado por una infección, una lesión o un tumor.

El síntoma principal es el incremento del lagrimeo que provoca que se derrame sobre la cara o las mejillas. En los bebés, este lagrimeo se vuelve notorio durante las primeras dos a tres semanas después del nacimiento.



Algunas veces, puede parecer que las lágrimas son más espesas y se pueden secar y formar costra.

Si hay pus en los ojos o los párpados se pegan, su bebé puede tener una infección ocular llamada conjuntivitis.

Ante cualquier síntoma de dolor, ardor o visión borrosa, es indispensable acudir al oftalmólgo…


Información de… https://goo.gl/X1WIkz

No hay comentarios:

Publicar un comentario