miércoles, 22 de febrero de 2017

¿Qué es el Pterigión o carnosidad?

Se denomina a una lesión que se inicia sobre la conjuntiva ocular en forma de una pequeña grasa o pingüeculas, que si avanza sobre la córnea se llama pterigion. Se inicia con pequeñas opacidades de la córnea de aspecto grisáceo cerca del limbo nasal. La lesión crece por encima de las opacidades y sobrepasa la córnea en forma de triángulo, ocasionando disminución de la visión.

La causa exacta aún no se ha definido por completo. Es más frecuente en personas que pasan mucho tiempo al aire libre, en especial durante el verano. La exposición prolongada a la luz solar, sobre todo a los rayos ultravioleta y la irritación crónica del ojo debido a condiciones ambientales secas y al polvo parecen desempeñar un papel importante. Un ojo seco puede contribuir al desarrollo de pterigión.


Los síntomas más comunes son: Sensación de ardor, comezón y resequedad en el ojo afectado. Puede llegar el punto en que el pterigión crece lo suficiente para acercarse al centro de la córnea e impedir el paso de la luz, produciendo una disminución marcada de la visión.

Es típico que aparezca en personas que viven en zonas cálidas, con exposición solar, sequedad crónica y polución o contaminación ambiental.
Cuando se torna rojo e irritado, se pueden emplear gotas o pomadas oculares para reducir la inflamación. Si el pterigión ha alcanzado un tamaño que amenaza la visión, crece o es antiestético, se le puede extirpar mediante cirugía.


Mediante una extirpación quirúrgica adecuada, el éxito de la cirugía suele ser de un 95% sin recurrencias del pterigión. La mala extirpación quirúrgica con lleva mayor riesgo de recurrencia y de presentar una recurrencia más agresiva.

La protección de los ojos contra la luz ultravioleta excesiva con anteojos de sol apropiados, evitando condiciones ambientales secas y polvorientas, y la aplicación de lágrimas artificiales son otras medidas que pueden ayudar.

La pingüecula es una mancha amarillenta o un engrosamiento del blanco del ojo, más común en el lado más cercano a la nariz. No es un tumor, sino una alteración del tejido normal que crea un depósito de proteínas y grasa. A diferencia del pterigión, la pingüecula no crece sobre la córnea. La pingüecula también puede ser una respuesta a la irritación ocular crónica a la luz solar



Más información… https://goo.gl/f5tqUq

No hay comentarios:

Publicar un comentario