jueves, 15 de junio de 2017

Conoce más sobre las cataratas

1.- Reconoce los síntomas de las cataratas. Esta enfermedad es frecuente en la edad avanzada y puede ocurrir en uno o los dos ojos. Habla con tu médico de inmediato si presentas alguno de los siguientes síntomas:
·         visión borrosa;
·         colores que parecen difuminados;
·         dificultad para leer y conducir;
·         resplandores en la visión (cuando ves halos alrededor de las luces);
·         visión nocturna deficiente;
·         visión doble;
·         cambios frecuentes en la medida de los ojos.


2.- Hazte un examen ocular. Para comprobar si tienes o no cataratas, el oftalmólogo te hará un examen ocular de rutina y algunas pruebas adicionales, como un examen con lámpara de hendidura, por medio del cual se utiliza una magnificación con intensidad luminosa alta para ver el lente y otras partes que están detrás del ojo.

3.- Determina el tipo de cataratas que tienes. No todas las cataratas son iguales, aunque un síntoma común es una alteración nubosa de la visión. Estas se pueden clasificar en cuatro: nucleares, corticales, supcapsulares y congénitas

4.- Aprende cuáles son los factores de riesgo de las cataratas. Algunas condiciones o factores médicos podrían suponer que tengas una predisposición a las cataratas. La diabetes (tipo 2) no te permite metabolizar carbohidratos y como la aparición de cataratas está relacionada a la hiperglicemia, se sabe que esta condición hace que surjan con mayor rapidez. Lista con factores de riesgo:
·         edad avanzada;
·         beber alcohol en exceso o fumar;
·         exposición excesiva a la luz solar;
·         exposición a la radiación ionizante (como la que se utiliza en los rayos X y la terapia de radiación contra el cáncer) o las toxinas;
·         historia familiar de enfermedades oculares como cataratas, glaucoma o degeneración macular;
·         presión arterial elevada (hipertensión);
·         obesidad;
·         historia clínica de daño o inflamación ocular;
·         historia de cirugía ocular.
·         trabajar en ocupaciones muy demandantes para la vista o peligrosas para los ojos;
·         tomar medicamentos de venta con o sin receta que tengan efectos secundarios relacionados a los ojos; por ejemplo, los fármacos corticoides (estos pueden provocar cataratas inducidas y los antipsicóticos también se han relacionados a este problema ocular);
·         utilizar lentes de contacto;
·         rubéola mientras estabas en el vientre;


5.- Enfrenta las cataratas a tiempo. Como esta enfermedad provoca que tus ojos se deterioren de manera continua, es importante que trates de retrasar el daño. La cirugía es una opción y postergarla solo hará que pierdas más la vista. Para evitar que las cataratas avancen más, prueba los siguientes métodos:
·         utilizar lentes más potentes o de contacto;
·         utilizar una lupa para leer letras pequeñas;
·         utilizar luz fuerte y clara;
·         tomar medicamentos para dilatar la pupila.

6.- Hazte una cirugía de extracción de cataratas. Por medio de una intervención quirúrgica es posible retirar las cataratas o un lente nuboso que hayan aparecido a causa del envejecimiento natural; luego, se reemplazará con otro. La recuperación dura aproximadamente 24 horas. Es posible que tu médico te recete gotas lubricantes y antibióticos para evitar una infección después de la cirugía. Las cataratas que nublan la parte externa del lente no tienen que quitarse necesariamente porque la visión central no se verá afectada.

Después de la cirugía es posible que sientas que tienes un cuerpo extraño en tu ojo. Esto se debe normalmente a la sequedad que provocan los puntos o un nervio cortado. En el caso de que el nervio esté cortado, tendrán que pasar unos meses para que se regenere y dejes de sentir los síntomas.


Información de… https://goo.gl/l1gAFm

No hay comentarios:

Publicar un comentario