lunes, 27 de noviembre de 2017

¿Conoces la ceguera de las nieves?

Es una queratoconjuntivitis, es decir, una inflamación de la conjuntiva (membrana mucosa que cubre lo blanco del ojo y que tapiza el interior de los párpados) y de la córnea (una ventana transparente situada en la parte anterior del ojo, permitiendo a la luz que penetre en su interior). Habitualmente, afecta a los dos ojos al mismo tiempo.


La oftalmía de la nieve se debe a una exposición a los rayos ultravioleta B. Se observa en personas que practican el esquí, el alpinismo o deportes acuáticos sin gafas de protección. También se presenta una queratoconjuntivitis idéntica en personas que llevan a cabo trabajos de soldadura sin pantallas de protección (oftalmía del arco de soldadura), y en personas expuestas a lámparas solares sin protección ocular.

La oftalmía de la nieve es sobre todo un problema de zonas de altitud, dado que la proporción de rayos ultravioleta en la luz solar aumenta un 10% cada 1.000 metros, y que la nieve refleja hasta el 80% de luz ultravioleta, mientras que el agua no refleja más que un 20%.


Los síntomas afectan a los dos ojos, e incluyen:

-      Dolor importante, que aparece 4-6 horas después de la exposición
-      Sensación de cuerpo extraño (arena, estorbo) dentro de los ojos
-      Lagrimeo
-      Fotofobia, o dolor y espasmo de los párpados al contacto con la luz, que impide abrir los ojos.
-      Inyección ocular, ojos rojos.
-      Disminución de la agudeza visual.
-       
Se diagnostica habitualmente en virtud de los síntomas y signos descritos, los antecedentes de exposición a luz ultravioleta y el examen de los ojos. El oftalmólogo puede llevar a cabo un examen ocular con un colorante (fluoresceína) que muestra la inflamación característica de la córnea (queratitis punteada).


Información de… https://goo.gl/4S1bLo

No hay comentarios:

Publicar un comentario