martes, 22 de agosto de 2017

5 mitos sobre la cirugía láser

Durante los últimos 20 años, han surgido muchos mitos sobre la cirugía de la vista LASIK. Pero como LASIK es una opción cada vez más común, finalmente se está acabando con esos mitos. A continuación, algunos de ellos:


MITO: todas las personas son candidatos para LASIK.

REALIDAD: algunos pacientes no califican para la cirugía de la vista LASIK. No es la mejor opción para pacientes que tienen córneas delgadas o irregulares, enfermedades de la vista o virus oculares. Algunos problemas de salud, como la diabetes no controlada o la enfermedad autoinmune, pueden aumentar los riesgos de obtener malos resultados.

MITO: la cirugía LASIK es dolorosa.

REALIDAD: la cirugía de la vista LASIK no causa dolor. Se utilizan gotas anestésicas para adormecer el ojo durante el procedimiento. Luego del procedimiento, los pacientes perciben cierta incomodidad, como una sensación arenosa en el ojo por algunas horas. Sin embargo, la mayoría de las personas sufren muy pocas molestias y no necesitan más que una aspirina o ibuprofeno para aliviar cualquier irritación.

MITO: la cirugía LASIK puede causar ceguera.

REALIDAD: no se han confirmado casos en los que una cirugía LASIK haya provocado ceguera en un paciente. Sin embargo, han ocurrido algunas complicaciones graves, pero son muy poco comunes. Durante la consulta preoperatoria y el examen, el doctor de atención de la vista puede repasar todos los posibles riesgos con el paciente, y determinar si el paciente es un buen candidato para ella.


MITO: el láser puede quemarle los ojos.

REALIDAD: todas las cirugías de la vista con láser, incluida LASIK, emplean láseres "fríos" que no queman la superficie del ojo.

Continuaremos con más mitos… estén pendientes…


Información de.. https://goo.gl/y4Hvaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario