viernes, 4 de mayo de 2018

¿Por qué los astronautas pierden la vista cuando están en el espacio?... 2ª parte


El problema de la pérdida de visión de los astronautas comenzó a ser un misterio. Por ello, expertos y científicos no relacionados directamente con la NASA, pero sí de otras instituciones y organismos se interesaron por el tema. Uno de ellos, Noam Alperin, Profesor de Radiología e Ingeniería Biomédica de la Universidad de Miami, dio finalmente con la causa del problema, el líquido cefalorraquídeo y, concretamente, su incremento en determinadas áreas del cerebro durante las misiones espaciales.

El líquido cefalorraquídeo sirve, entre otras cosas, para amortiguar la presión intracraneal producida en el cuerpo humano, por ejemplo, ante cambios de postura. Los científicos decidieron comprobar los cambios que se producían en este líquido en los astronautas que pasaban largos periodos de tiempo en el espacio. Así, a la vuelta de una de las misiones, los investigadores llevaron a cabo escaneos de alta resolución en 7 astronautas y comprobaron que, efectivamente, la hipótesis se cumplía, ya que todos ellos presentaban desórdenes en el líquido cefalorraquídeo.


Más concretamente, demostraron que las cavidades del cráneo donde se ubican los ojos presentaban un volumen mayor de lo normal de este líquido, lo que causaba el aumento de la presión ocular que, a su vez, daba lugar al aplanamiento de la parte posterior de los globos oculares y al daño del nervio óptico. La consecuencia de todo esto, del mismo modo que en algunos tipos de glaucoma, la pérdida de visión irreversible.

Un problema actualmente sin solución
El misterio fue finalmente resuelto, el problema es que no existe una solución, por el momento, que pueda evitar estos daños en la visión en futuras misiones espaciales. Es más, si el origen de esta presión intracraneal hubiera sido de fluidos vasculares en movimiento, como se pensó en un principio, la solución habría sido sencilla. Se habría podido utilizar métodos para hacer que estos fluidos no se desplazaran de las piernas de los astronautas a la zona del cerebro, pero para el caso del líquido cefalorraquídeo y su desorden en estado de ingravidez, no existe hoy en día solución. A pesar de ello, los científicos siguen estudiando la forma de evitar el problema.

Con información de... https://goo.gl/LihWxr

No hay comentarios:

Publicar un comentario