lunes, 15 de julio de 2019

Lo que debes saber de las Cataratas


Una catarata ocurre cuando el cristalino se nubla, afectando la visión. La mayoría de las cataratas están relacionadas con el envejecimiento. Son muy comunes en las personas mayores. Cuando llegan a los 80 años de edad, más de la mitad de las personas tienen una catarata o han tenido una operación de cataratas. Puede ocurrir en uno o en ambos ojos. No se transmite de un ojo al otro.


El riesgo aumenta al envejecer. Otros factores de riesgo son:

Ciertas enfermedades (por ejemplo, la diabetes).
Comportamientos individuales (uso de tabaco o alcohol).
El medio ambiente (exposición prolongada a los rayos ultravioletas del sol).

Se pueden mejorar los síntomas en su etapa inicial con nuevos anteojos, mejor luz, gafas anti-reflectoras para el sol, o lentes de aumento. Si estas medidas no le ayudan, la cirugía es el único tratamiento eficaz. La cirugía consiste en remover el cristalino opaco y reemplazarlo con un lente artificial.

La catarata solamente se debe remover cuando la pérdida en la visión interfiere con sus actividades diarias, como manejar, leer o ver televisión. Una vez que entiendes los beneficios y los riesgos de la cirugía, puedes hacer una decisión informada sobre si la cirugía para las cataratas es apropiada para ti. En la mayoría de los casos, demorar la operación no hace daño a los ojos a largo plazo, ni hará que la cirugía sea más difícil. No es necesario que apure la cirugía.

A veces es necesario remover la catarata aun cuando no le causa problemas a su visión. Por ejemplo, una catarata se debe remover cuando impide examinar o tratar otro problema de los ojos, tal como la degeneración macular relacionada con la edad o la retinopatía diabética.

Si requieres cirugía para las cataratas en ambos ojos, la cirugía se realizará en cada ojo individualmente, generalmente con cuatro a ocho semanas de diferencia.

Después de la cirugía puedes volver rápidamente a muchas de sus actividades diarias, pero es posible que veas borroso. El ojo que se está recuperando necesita tiempo para adaptarse a enfocar correctamente con el otro ojo, especialmente si el otro ojo tiene una catarata. Pregúntale al oftalmólogo cuándo podrás volver a conducir.

Información de… https://bit.ly/1RDWw2o

viernes, 12 de julio de 2019

Lesiones oculares (1a parte)


Algunas lesiones oculares, como las heridas punzantes profundas por accidentes, pueden necesitar de tratamiento o cirugía inmediatamente para evitar un daño permanente en el ojo que tenga como consecuencia la pérdida de la visión.

Los rasguños leves en la superficie, por otro lado, pueden necesitar tan solo un control simple después de una consulta inicial con el profesional de la salud visual para asegurarse de que no sucedan complicaciones tales como infecciones oculares.
Algunos de los trastornos relacionados con las lesiones y los traumatismos oculares son:

* Rasguños en el ojo (abrasión corneal)
Las causas comunes son: sufrir un golpe o pinchazo en el ojo, o frotarse el ojo cuando hay un cuerpo extraño presente, como polvo o arena. Las abrasiones son muy incómodas y causan enrojecimiento ocular y una fuerte sensibilidad a la luz.

Si usted se dio cuenta de que algo rasguñó su ojo, es muy importante que vaya al médico o a un centro de atención de urgencia o emergencia para tratarse la lesión ocular.

Los rasguños también pueden hacer que el ojo se torne susceptible a contraer infecciones de bacterias o de hongos. Algunos tipos de bacterias y hongos pueden ingresar al ojo a través de un rasguño y ocasionar graves daños en tan solo 24 horas. Incluso pueden tener como consecuencia la ceguera. Esto es especialmente cierto si lo que rasguñó el ojo está sucio o contaminado.

Recuerde también que las infecciones por lesiones oculares tales como rasguños pueden originarse por fuentes inesperadas como las uñas de un bebé o las ramas de un árbol.

Si algo le ha rasguñado un ojo, no se lo frote. Y tampoco se cubra el ojo. Las bacterias proliferan en lugares cálidos y oscuros, y un parche podría crear el entorno ideal. Simplemente mantenga el ojo cerrado o protejalo con un cono de papel o una protección ocular, adheridos sin apretar con cinta adhesiva. Acuda al oftalmólogo lo antes posible para controlar este tipo de lesión ocular.

Objetos penetrantes o extraños dentro del ojo
Si un objeto extraño tal como algo de metal o un anzuelo de pesca penetra en el ojo, diríjase a un centro de atención de urgencia o emergencia inmediatamente. Puede ocasionar aún más daño al ojo si intenta extraer el objeto usted mismo o si se lo frota.

De lo posible, trate de colocar un cono de papel o una protección ocular adheridos con cinta adhesiva, sin apretar.
Asimismo, su ojo puede tener cuerpos extraños corneales que son fragmentos pequeños y filosos de una sustancia (usualmente, metal) que se han insertado en la superficie del ojo (córnea), pero que no han penetrado en el interior del ojo.


Los cuerpos extraños de metal pueden formar un anillo de herrumbre y una cicatriz significativa rápidamente. El profesional de la salud visual que lo atiende deberá extraer estos cuerpos extraños lo antes posible.

Sustancia extraña cáustica en el ojo (quemadura química)
Recibir salpicaduras o una pulverización en el ojo de sustancias, que no sean agua pura e inocua, puede ser atemorizante. Algunas sustancias arden o queman pero a la larga son relativamente inocuas, mientras que otras pueden causar lesiones graves. La conformación básica del producto químico involucrado puede constituir una gran diferencia, tal como:

Ácido. Como regla general, los ácidos pueden causar un enrojecimiento considerable y ardor pero pueden quitarse con lavados con bastante facilidad.

Alcalinas. Las sustancias o químicos que son básicos (alcalinos) son mucho más graves pero es posible que no lo parezca porque no causan tanto dolor ocular inmediato o enrojecimiento como los ácidos. Algunos ejemplos de sustancias alcalinas son los limpiadores de hornos, limpiadores de las tazas de inodoros e incluso el polvo de la tiza.

Las exposiciones o quemaduras químicas habitualmente son ocasionadas por salpicaduras de un líquido hacia adentro del ojo. Pero también pueden ser causadas de otras formas, como frotarse los ojos y transferir un químico de sus manos a sus ojos o que gotas de aerosoles para el cabello o de otro tipo penetren en los ojos.

Si se salpicó el ojo, ponga la cabeza debajo de un flujo continuo de agua del grifo levemente tibia durante aproximadamente 15 minutos. Déjela correr hacia dentro del ojo y por su cara.

Luego llame al profesional de la salud visual o a un centro de atención de emergencia o urgencia para saber lo que se recomienda para la lesión ocular. Explique a la persona que lo atienda por teléfono qué tipo de sustancia penetró en su ojo y qué medidas tomó hasta el momento.

Si usted sabe que el ojo corre riesgo porque está extraordinariamente rojo o ve borroso, concurra inmediatamente a un profesional de la salud visual o a un centro de atención de emergencia o urgencia después de enjuagárselo con agua. Puede colocar una compresa fresca y húmeda o una bolsa de hielo sobre el ojo, pero no lo frote.

Según la sustancia, los efectos de las exposiciones químicas que ocasionan heridas oculares pueden variar desde una irritación leve y enrojecimiento de los ojos hasta daños graves, e incluso ceguera.


Continuará

miércoles, 3 de julio de 2019

La ortóptica


Es la encargada del diagnóstico, rehabilitación, y tratamiento de estas afecciones visuales. Dichas alteraciones pueden ser causadas por los hábitos del paciente o defectos en la musculatura del ojo.

Las terapias de ortóptica funcionan como un entrenamiento visual para mejorar estas condiciones. Los tratamientos consisten en ejercicios realizados en el consultorio y puestos en práctica desde casa.


La terapia de ortóptica busca que ambos ojos trabajen de forma coordinada. La constancia en el tratamiento es clave para mejorar notablemente las condiciones del paciente.

El objetivo es propiciar el completo desarrollo de la capacidad visual.

Pueden aplicarse en niños y adolescentes que por defectos oculares no han desarrollado totalmente su capacidad visual. Por ejemplo, el ojo perezoso puede mejorar mediante dichos ejercicios.

Es posible que creas que las terapias de ortóptica sólo son útiles para personas con defectos visuales. Sin embargo, también funciona como forma de prevenir, por ejemplo, el cansancio ocular y el dolor de cabeza asociados al uso constante de aparatos electrónicos.

Este es un ejemplo de los ejercicios que se pueden realizar en la terapia visual:

Pon un dedo frente a la imagen, céntrate en él y acércalo a tus ojos hasta que logres ver en el fondo un solo cuadro con una equis en la mitad.



Información de… https://bit.ly/2X1PC1c

viernes, 28 de junio de 2019

Las pestañas postizas y el ojo

La Academia Americana de Oftalmología, advirtió recientemente que el uso de pestañas postizas puede causar infecciones y alergias.  

Los riesgos de usar pestañas postizas y los adhesivos (que contienen formaldehído), con los cuales se fijan al párpado, pueden producir infecciones de córnea (queratitis bacteriana) y párpado, inflamación (hinchazón) del párpado, también llamada blefaritis y pérdida temporal o permanente de las pestañas.


Un artículo publicado en la revista Consumer Reports reporta varios casos que se han presentado de infecciones y alergias en quienes han usado pestañas postizas.

Si a pesar de estas advertencias en cuanto al peligro de las pestañas postizas para la salud de tus ojos insistes en usarlas, ten muy en cuenta estas recomendaciones:
·      - Consulta con un especialista certificado 
·     -  Que trabaje en un lugar con buena reputación de higiene.
·     -  Asegúrate de que quien te va a poner las pestañas se lave bien las manos y cumpla con normas de higiene
·    - Pregunta cuáles son los ingredientes que tienen los adhesivos con los cuales se fijan las pestañas postizas.
·   - Si tienes una reacción alérgica o una infección en los ojos como resultado del uso de pestañas postizas o de otros productos cosméticos, visita de inmediato a un oftalmólogo. 
La salud de tus ojos es mucho más importante que cualquier capricho cosmético.

Información de… https://bit.ly/2YqhMiK

miércoles, 19 de junio de 2019

Alimentos para cuidar la visión 2a parte


Nuestra dieta y estilo de vida tiene un gran impacto en nuestra salud general. A medida que la esperanza de vida aumenta a nuestro alrededor, nuestras costumbres dietéticas adquieren un papel cada vez más importante en el mantenimiento de nuestra salud.

Maíz
Contiene los carotenoides luteína y zeaxantina, pigmentos que actúan como protección de la retina frente a la DMAE y cataratas. A estos dos compuestos se les ha llamado «las gafas de sol internas» por su efecto  protector de la radiación solar. También presente en espinacas, acelgas y yema de huevo.

Zanahoria
Las zanahorias contienen ß-caroteno, que cubre el 50% de nuestras necesidades de Vit A. La Vitamina A es necesaria para mantener las funciones de la retina y tiene un papel importante en la visión nocturna. La zanahoria tiene un efecto protector de la radiación solar, cataratas y DMAE. Otros alimentos ricos en Vitamina A: hígado, col rizada, brócoli.

Arándanos
Los arándanos son fuente de vitamina K, C y antocianinas, de gran poder antioxidante. Otros: mora, uva, cereza, frambuesa.


Brócoli
Contiene vitaminas A, C, K, E, ß-caroteno, y otros antioxidantes. Alternativas: coliflor, col y otras verduras de color verde intenso como la espinaca. Estas verduras de hoja verde han demostrado tener un efecto protector frente al glaucoma. Los carotenos que contiene el brócoli ayudan a aumentar la densidad de pigmento de la mácula -la zona central de la retina- y tienen un efecto protector frente al envejecimiento, la radiación solar y el humo de tabaco. La vitamina K, con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, ayuda a prevenir la formación de cataratas.

Ostras
Contienen zinc que ayuda a retrasar la DMAE. El zinc también ayuda a absorber mejor otras vitaminas, como la vitamina A y a liberarla del hígado para que pueda ser utilizada en los tejidos oculares. Otros alimentos ricos en zinc: germen de trigo, cacahuetes y cacao.

Salmón
El salmón es rico en vitamina D y ácidos grasos omega-3. Además de la protección contra enfermedades cardiovasculares, 2 o más raciones de pescado azul tienen un efecto protector contra la DMAE. Alternativas: otras variedades de pesacdo azul colo la anchoa, sardinas, etc…

Cacao
Los antioxidantes del cacao (llamados flavanoles) no sólo son beneficiosos para el corazón y cerebro, también han demostrado recientemente una acción beneficiosa sobre la visión: en concreto, la ingesta de chocolate negro (72% cacao) mejoró la agudeza visual y sensibilidad al contraste de una manera significativa. Se cree que la acción antioxidante de los flavanoles ayuda en la circulación sanguínea de los pequeños vasos del ojo y el cerebro. Sin embargo, el chocolate con leche (con menos porcentaje de cacao) no aporta ninguna ventaja a nivel visual. Así que, para completar una comida nutritiva y beneficiosa para tus ojos, nada mejor que terminarla con un postre a base de cacao.

Pon color en tu ensalada: tus ojos te lo agradecerán
En los alimentos de origen vegetal podemos asociar la intensidad de su color con la cantidad de pigmentos que tienen: los de color más intenso, verdes, amarillos, naranja o rojos, tienen más cantidad de pigmentos beneficiosos y vitaminas.

Una ensalada de vegetales de colores llamativos no sólo es atractiva a la vista, también es sana para tus ojos.
Información de… https://bit.ly/30BGn60


martes, 18 de junio de 2019

Cómo funcionan sus ojos


Para ver claro, la córnea y el cristalino del ojo deben desviar o refractar los rayos de luz para focalizarlos en la retina — una capa de células fotosensibles que recubren la parte posterior del ojo. La retina convierte los rayos de luz en impulsos que son enviados al cerebro y el cerebro reconoce esos impulsos en forma de imágenes. Si los rayos de luz no se focalizan en la retina, usted ve una imagen borrosa. Esto se llama un error refractivo. Los anteojos, lentes de contacto y la cirugía refractiva tratan de reducir estos errores para que los rayos de luz se focalicen en su retina.


Los errores refractivos surgen de una imperfección de la forma del globo ocular, de la córnea o del cristalino — o en el caso de la presbicia, están ocasionados por un cristalino que no puede moldearse lo suficiente para hacer foco en los objetos cercanos. Los errores refractivos se dividen en los siguientes tipos básicos:

Miopía, este término describe la condición de las personas cortas de vista, que sólo pueden ver de manera clara y distinguible los objetos cercanos.
Hipermetropía, este término describe la condición que padecen las personas que sólo pueden ver de manera clara y distinguible los objetos lejanos.
Astigmatismo, que es cuando las imágenes se ven borrosas, ya sea que los objetos estén cerca o lejos.
Presbicia u “ojo envejecido”, que es un problema de la vista que usualmente se desarrolla entre los 40 y 50 años de edad y que dificulta la visión de muy cerca. Este problema se puede corregir con anteojos bifocales o de lectura, pero comúnmente no se puede corregir con un procedimiento LASIK ni con otra cirugía refractiva.

Información de… https://bit.ly/2bcVY4B

miércoles, 5 de junio de 2019

Alimentos para cuidar la visión

Nuestra dieta y estilo de vida tiene un gran impacto en nuestra salud general. A medida que la esperanza de vida aumenta a nuestro alrededor, nuestras costumbres dietéticas adquieren un papel cada vez más importante en el mantenimiento de nuestra salud. 

De ahí la importancia de conocer los alimentos para cuidar la visión y la salud de nuestros ojos. De igual manera, nuestra visión y la salud de nuestros ojos también se ven afectadas por lo que comemos. Por ejemplo: el desarrollo de enfermedades oculares comunes como la DMAE, cataratas y la retinopatía diabética están ligadas a nuestra dieta.


Lo que comemos, por lo tanto, puede suponer un factor de protección o un lastre para nuestra visión y nuestros ojos.

Ya hemos visto qué podemos hacer para proteger nuestro ojos de manera externa, pero también podemos protegerlos desde dentro, con nuestra dieta.

Existen una serie de alimentos que, debido a sus propiedades, son especialmente interesantes para mantener la salud de nuestros ojos. Un ejemplo de esto lo forman las verduras y frutos que producen una serie de pigmentos para protegerse de la radiación UV del sol. Estos pigmentos, cuando los ingerimos, pueden protegernos también a nosotros.

La ventaja de estos alimentos es que contienen cantidades significativas de compuestos que son necesarios para la visión o previenen los cambios que desembocan en enfermedades oculares.

Mención especial requieren los antioxidantes, tanto vitaminas, pigmentos naturales, minerales, etc… que neutralizan los radicales libres: moléculas que reaccionan y provocan cambios indeseados en nuestras células.

Seamos realistas: ningún alimento nos va a dar «superpoderes» en la visión, ni debemos creer en alimentos milagrosos, pero sí que pueden ayudarnos a frenar alteraciones que desembocan en algunas de las enfermedades oculares más comunes.

Afortunadamente, comer para los ojos significa también comer sano y equilibrado, consumiendo alimentos que también benefician al resto del cuerpo: ¡todo son ventajas!

Estos son algunos de los más importantes alimentos para cuidar la visión:
Naranja
Fuente de Vitamina C, ayuda a prevenir o retrasar los procesos de cataratas y DMAE. Contiene también carotenoides con actividad provitamínica A (alfa-caroteno, ß-caroteno, criptoxantina), que juegan un papel en la prevención del cancer y ayudan a mantener la salud de los minúsculos vasos sanguíneos de la retina. Su corteza contiene alcohol perílico, que ayuda a proteger del sol y de varios tipos de cáncer. También contiene flavonoides, pigmentos naturales con alto poder antioxidante. Hay evidencia de que la Vitamina C también ayuda a bajar la presión intraocular, uno de los factores que predisponen al Glaucoma. Otros: limón y tomate.

Continuará...

jueves, 30 de mayo de 2019

Como evitar el aumento de las Dioptrías


La miopía es una afección de la vista que provoca que debido a un fallo de refracción, los objetos lejanos se vean borrosos, mientras que los que tenemos cerca se sigan visualizando correctamente. Aunque la miopía suele aparecer a cualquier edad, lo más frecuente es que se desarrolle entre los 10 y los 23 años.


Los avances tecnológicos y el aumento de las horas que pasa la población delante de dispositivos electrónicos han provocado que la incidencia de la miopía aumente, por lo que los expertos señalan que el cuidado de los ojos es fundamental para frenar la evolución de las patologías oculares.

Como norma general es recomendable que cualquier persona revise su visión al menos cada dos años. Además, en el caso de una persona que empieza a ser miope, estas revisiones deberían ser más frecuentes, especialmente entre la niñez y hasta pasados los 20 años.

El 95 por ciento de la población dice que es el sentido que más teme perder. Sin embargo, sólo el 40 por ciento de la población realiza sus revisiones anuales.

A partir de las 4 o 5 dioptrías la gente debe acudir al oftalmólogo para evaluar el estado general del ojo y, especialmente, de la retina.

Respecto a las técnicas que podrían reducir el aumento de miopía. Existen varias que van desde el desde el entrenamiento del sistema visual (terapia visual) hasta lentes de contacto que logran detener su avance en muchos pacientes.


La prevención es la clave:

La regla 20-20-20: Cuando se está trabajando ante una pantalla es imprescindible que cada 20 minutos se realice un descanso de 20 segundos mirando algún objeto a 20 pies (unos 5 o 6 metros).

Más tiempo al aire libre: los niños deben pasar horas al aire libre durante todo el año. Además, tanto niños como adultos deben proteger su visión de los rayos solares.

Por último, en términos generales, todo el mundo puede cuidar su visión controlando su posición al sentarse y al leer, así como la luz que recibe.

Con información de… https://bit.ly/2WZmiEi

lunes, 27 de mayo de 2019

Las Cejas y las pestañas


Es habitual que, sobre todo las mujeres, presten especial atención al cuidado de cejas y pestañas porque son factores que pueden potenciar la mirada y aportar un extra de belleza al rostro.

Las pestañas postizas y los productos que las fortalecen y las alargan son cada vez más habituales en los baños y tocadores y se están multiplicando los centros que ofrecen diferentes técnicas para depilar las cejas. Sin embargo, las cejas y pestañas son algo más que un elemento estético y están ahí porque cumplen unas funciones muy importantes.


Las cejas, que se ubican a nivel de los arcos supraciliares del macizo facial a unos dos centímetros por encima de los ojos, ayudan a proteger los ojos del sudor que cae de la frente a la vez que evitan, en la medida de lo posible, la entrada de polvo y otros agentes externos a los ojos y reducen la intensidad de la radiación solar.

En el caso de las pestañas, su función es muy similar a la de las cejas, pero protegen los ojos “más de cerca”. Nacen en los bordes de los párpados y protegen al ojo de la entrada de bacterias y demás agentes externos. En este caso, la función frente al sol es todavía más importante que en el caso de las cejas porque filtran la radiación y sin ellas los ojos sufrirían irritaciones de forma constante.


Tanto las cejas como las pestañas presentan una estructura muy parecida a la del cabello. Parten de los folículos y están formadas de escamas de queratina, sustancia que les aporta fortaleza y flexibilidad. Sus folículos crecen (aunque muy lentamente), pasan por un periodo de maduración y se caen, exactamente igual que lo hace el cabello. Sin embargo, la fase de crecimiento de las pestañas y las cejas no se prolonga en el tiempo de la misma forma que lo hace el cabello, de ahí que no adquieran tanta longitud como el pelo de la cabeza.

En el caso de las pestañas, cuando se caen tardan unas 10 semanas en volver a salir y a desarrollarse, y suelen tener una vida de unos cinco meses. En el párpado superior, podemos tener unas 200 pestañas, mientras que en el inferior hay unas 80.

En lo que afecta a las cejas, el proceso de crecimiento dura aproximadamente un mes y su longitud no suele superar los dos centímetros.

Información de… https://bit.ly/2VHWGu8

martes, 21 de mayo de 2019

Cómo afecta la contaminación a los ojos


Es uno de los factores de riesgo ambientales del ojo seco, además de poder causar irritación e inflamación de la superficie ocular, como queratitis o conjuntivitis.

El ojo seco, que afecta a alrededor del 30% de la población, es una patología que va al alza en la sociedad actual y en la que influyen diferentes hábitos (como la alimentación o el uso de pantallas) y factores ambientales, entre ellos, la contaminación.


La polución del aire es un problema en aumento y de impacto global que, según la OMS, afecta al entorno de 9 de cada 10 personas en el mundo, con importantes consecuencias para la salud.

Y es que la superficie ocular está constantemente expuesta al exterior, por lo que no es inmune a los componentes tóxicos que están presentes en ambientes contaminados.

Una de las primeras afectadas es la película lagrimal que nutre y protege el ojo y que parece ver alterada su composición, lo que empeora la calidad y la estabilidad de la lágrima y repercute en la inflamación de la superficie ocular, propiciando el síndrome del ojo seco.

Algunos de los síntomas típicos que produce y que pueden agravarse en entornos con mucha polución son enrojecimiento ocular, sensación de cuerpo extraño, picor, cansancio en los ojos, lagrimeo, fotofobia o visión fluctuante, además de causar molestias oculares y problemas visuales, es importante recordar que el ojo seco también provoca lesiones corneales y conjuntivales.


Dado que solo una fina capa de lágrima separa la córnea y la conjuntiva de los agentes nocivos del entorno, estos pueden inflamar ambas estructuras y provocar queratitis por el contacto con aguas contaminadas o sustancias tóxicas, así como conjuntivitis irritativas debidas a la exposición a  humos, gases o diferentes productos químicos.

Por otro lado, la polución puede agravar ciertas alergias oculares y aumentar la intolerancia de algunos pacientes a las lentes de contacto, cuyos hábitos de uso e higiene deben ser especialmente cuidadosos para evitar posibles complicaciones.

Ante cualquier malestar en los Ojos es indispensable acudir al oftalmólogo…

Con información de… https://bit.ly/2TOVhWI

jueves, 16 de mayo de 2019

Aparato Lagrimal

O sistema lagrimal es un grupo de estructuras que se encuentra ubicado en la órbita ocular y que es el encargado de la producción o secreción de la lágrima del globo ocular, así como de su distribución por la superficie del ojo y de su evacuación o eliminación hacia las fosas nasales.

La lágrima que se produce en las vías lagrimales, en concreto en las glándulas lagrimales, es un elemento esencial para garantizar el buen funcionamiento del sistema visual ya que lo protege, le aporta nutrientes y oxígeno y lo hidrata. Debemos tener en cuenta que la película lagrimal, además, mejora la calidad visual.

Las lágrimas se producen de forma permanente (secreción basal permanente) y esta producción puede aumentar ante agresiones externas (cambios de temperatura, cuerpos extraños y/o motivaciones psíquicas).

El aparato lagrimal es una de las estructuras perioculares anexas de protección del ojo junto a los párpados y la conjuntiva.


El aparato lagrimal está formado por:

El sistema secretor, donde se produce la lágrima. Está compuesto por las glándulas lagrimales basales y las glándulas reflejas. A su vez, las glándulas lagrimales reflejas se dividen en principales y accesorias.

El sistema excretor, por donde se elimina la lágrima hasta las fosas nasales. El sistema secretor está compuesto, entre otras estructuras, por los puntos lagrimales, los canalículos lagrimales, los sacos lagrimales y los conductos lagrimales o conductos nasolagrimales que transportan la lágrima desde el ojo hasta la cavidad nasal, concretamente hasta el meato nasal.

Por otro lado, también tiene una función excretora de la lágrima el músculo orbicular en su porción palpebral, ya que es el encargado de comprimir el saco lagrimal y trasladar la lágrima hacia el conducto nasolagrimal y el meato nasal.


·      Puntos lagrimales: Son los colectores de las lágrimas que se producen en las glándulas y se encuentran situados en la esquina del párpado superior y del inferior.
·      Canalículos lagrimales, canales lagrimales o conductos lagrimales: Los canalículos levan la lágrima hasta los sacos lagrimales.
·      Sacos lagrimales: Los sacos lagrimales conectan los conductos lagrimales con los conductos nasolagrimales y bombean la lágrima.
·      Conductos nasolagrimales: Los conductos llevan la lágrima hasta la cavidad nasal para la eliminación del líquido, muchas veces a través de la nariz.

Información de https://bit.ly/2Vjc3sW

lunes, 13 de mayo de 2019

Síntomas y causas del Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad neurodegenerativa que se caracteriza por el daño en el nervio óptico secundario provocado, en un alto porcentaje de los casos, por el aumento de la presión intraocular. 

El deterioro progresivo de las fibras del nervio suele conducir a la pérdida del campo visual y, en las situaciones más graves, a la ceguera.

Entre las principales causas está que el paciente sufra una presión intraocular (PIO) elevada, aunque en la aparición de esta patología ocular también pueden intervenir otros factores. 

De hecho, las personas con mayor riesgo de padecer glaucoma son los pacientes mayores de 60 años, los parientes de pacientes con glaucoma, las personas diabéticas, los pacientes que toman esteroides de manera prolongada y las personas con presión intraocular elevada (hipertensos oculares).


Para entender el proceso de aparición del glaucoma resulta esencial conocer el funcionamiento del sistema visual. 

La cámara anterior y la cámara posterior del ojo son dos espacios separados por el iris y conectados por la pupila que están llenos de un líquido transparente denominado humor acuoso. 

El equilibrio entre la producción y la eliminación del humor acuoso determina que la presión intraocular se mantenga dentro de los límites adecuados, que los especialistas suelen estimar entre 12 y 21 milímetros de mercurio (mmHg). 

En la mayor parte de los casos de glaucoma, el sistema de drenaje del ojo no funciona correctamente y el exceso de humor acuoso no se elimina adecuadamente, lo que provoca que el aumento de la presión intraocular que daña el nervio óptico llevando a la pérdida de la visión.

Las formas más comunes de glaucoma no suelen presentar síntomas, ya que la pérdida de visión se produce de forma muy lenta y suele afectar primero a la visión periférica (lateral). 

En las variedades menos frecuentes de glaucoma los síntomas pueden llegar a ser severos e incluyen:
·      Visión borrosa
·      Dolor de ojos y dolor de cabeza
·      Náuseas y vómitos
·      Aparición de halos alrededor de las luces brillantes
·      Pérdida repentina de la visión


La ausencia de síntomas previos asociados en los pacientes de glaucoma lleva a que los especialistas recomienden revisiones periódicas con mediciones de la presión intraocular, en especial entre los pacientes que se encuentren en grupos de riesgo. 

La pérdida de visión provocada por el glaucoma es irreversible en la mayor parte de los casos, pero si la enfermedad se detecta a tiempo y se siguen las pautas del especialista se puede llegar a frenar esa pérdida visual.

Con información de… https://bit.ly/2S18qqd